Otra nueva propuesta de bandera para Australia

El historiador John Blaxland ha presentado su propio diseño para una nueva bandera australiana, uniéndose así a las decenas de propuestas que han surgido en los últimos años con el objetivo de conseguir un enseña nacional más distintivo. Este nuevo diseño pretende combinar elementos de la cultura aborigen junto con el pasado colonial y el muticulturalismo que caracteriza a la sociedad australiana.

New flag proposed for Australia
By Jonathan Pearlman, Sydney

Dr John Blaxland, a military historian from the Australian National University, designed the flag, saying he hoped to capture all aspects of the country's history, including its Aboriginal heritage, its colonial past and multiculturalism.

"People can identify with various parts of it and see that Australia is actually a multicultural place with a rich history that reaches back for generations," he said.

The flag includes 250 dots to represent the range of Aboriginal languages and the native tongues of Australia's immigrants, as well as a white stripe to create an "echo" of the Union flag.

"We can move on, we can reflect on our history but also acknowledge in the design ... that we can't completely trash the British heritage," he said.

"I get the significance of the current flag, I get the significance of the Union Jack. I also get that a lot of people don't like it. I think we need to find a compromise, something that is going to be inclusive and appeals to all Australians."


The Telegraph


¿Podría ser esta la nueva bandera australiana?

Un grupo de personas comprometidas con el objetivo de eliminar la Union Jack de la bandera australiana ha presentado su propuesta para una nueva enseña nacional, que pretenden usar en eventos deportivos en un intento de desplazar desde la base el uso de la bandera tradicional. El diseño muestra dos franjas verticales en verde y dorado, colores tradicionales australianos usados por sus equipos nacionales deportivos, y una gran Cruz del Sur sobre fondo azul, que recuerda a la denominada "Bandera de Euroke", utilizada por muchos movimientos sociales del país.

Could this be Australia’s new flag?

A GROUP of prominent Australians dedicated to removing the Union Jack from the national flag have released their design of a new flag they intend to use at sporting events in a grassroots attempt to phase out usage of the traditional Australian flag design.

Ausflag, a non-profit organisation which advocates redesigning the Australian flag as an expression of national sovereignty, are pushing for their design to be adopted by sporting associations across the country and even aim to have their flag utilised as the official Australian emblem at the next Olympic Games.

The group’s members include a range of well-known Australian identities including businesswoman Janet Holmes a Court, television journalist Ray Martin, former Australian of the Year Patrick McGorry and author Peter FitzSimons. The majority of Ausflag’s supporters are also vocal republicans and argue for a change in the Australian flag’s design as a means of severing ties with the United Kingdom.

The flag design released this week features green and gold striping, with a prominent Southern Cross motif set against blue panelling in a style reminiscent of the Eureka flag utilised by many trade union movements in Australia.

Ausflag chairman and former New South Wales MP Robert Webster has claimed that the prominent use of the boxing kangaroo motif in international sporting events is the result of Australian citizens being reluctant to wave the official flag in support of their national. He has compared the placement of the Union Jack on the Australian flag as similar to Google allowing the Apple symbol to appear in its advertising.

Ausflag board member Ray Martin said: “I’m just tired of Australians wrapping themselves in the Australian flag and all you can see if the Union Jack.”

Martin also said that the committee tasked with designing the flag had different opinions on what should be included in a flag representing Australia, however all concepts had two things in common: no Union Jack and the use of green and gold instead.

Martin’s fellow director, Janet Holmes a Court, has come out in support of the group’s flag design and has said that the organisation would soon switch into campaign mode in order to raise the necessary funds to produce flags that could be handed out at sporting events in order to introduce Australians to Ausflag’s alternate version of the national symbol.

The release of the group’s alternate flag design has been met with criticism by organisations dedicated to the preservation of the traditional Australian flag including the Australian National Flag Association. Spokesperson for ANFA Bert Lane said that it was disappointing that Australia Day seemed to trigger a debate about redesigning the flag every year rather than focusing on a celebration of the nation’s cultural heritage.

Lane said: “It’s unnecessary, even from a sporting point of view. We have had athletes going to the Olympics every time with this current flag.”

Ausflag was established in 1981 and have released several alternate flag designs over its three decade history. Their previous flag designs can be viewed on the organisation’s website at www.ausflag.com.au.


¿La bandera de España o la estelada? Municipios independentistas piden acabar con esta "guerra"

La Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) ha aprobado hoy la presentación de mociones en los plenos de los diferentes ayuntamientos para exigir a la Delegación del Gobierno en Cataluña el fin de la "guerra de banderas".

El colectivo ha celebrado este miércoles una reunión de su Comisión Directiva en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), municipio que desde hoy ha instalado una bandera catalana 'estelada' de gran tamaño que ondea en un mástil situado en la plaza de la Vila.

En las últimas semanas, la Delegación del Gobierno ha requerido a diversos ayuntamientos catalanes para que coloquen la bandera española en sus dependencias o que retiren la bandera 'estelada' que ondea en diversas sedes consistoriales.

"Hemos acordado actuar conjuntamente para que cada municipio pueda tener las banderas que quiera en su Ayuntamiento y para pedir a la delegada del Gobierno que replantee su política", ha señalado el presidente de la AMI y alcalde de Vic, Josep Maria Vila d'Abadal.

El Gobierno quiebra la "paz social"

El edil también ha afirmado que "uno debe ser responsable de sus acciones", y ha asegurado que la actitud que tiene el Gobierno español hacia el izado de banderas independentistas en los consistorios catalanes puede quebrar "la paz social".

Por su parte, el Ayuntamiento de Corbera de Llobregat (Barcelona) ha rechazado el requerimiento de la delegada del Gobierno, Llanos de Luna, para que coloquen las banderas oficiales en todos los equipamientos de titularidad municipal, según ha informado el consistorio mediante un comunicado.

El pleno municipal ha aprobado una moción con la que rechaza el requerimiento de la delegada del Gobierno, que respondiendo a la queja de un vecino de Corbera requirió al Ayuntamiento a colocar las banderas oficiales, incluida la española, en dependencias municipales como la escuela, el pabellón deportivo, la biblioteca o el campo de fútbol, además del edificio consistorial.

La moción asegura que "no hay en Corbera ningún problema de orden simbólico en relación con las banderas" y que esta polémica se ha generado por "las decisiones políticas malintencionadas e irracionales de la delegación del Gobierno".

El pleno ha acordado agotar las vías judiciales necesarias para no colgar en ningún edificio ni dependencia municipal las banderas, con excepción del ayuntamiento donde ya ondea "por imperativo legal".

El Economista


Secretos de banderas: cinco banderas con sorprendentes historias

Este artículo analiza los diseños de cinco banderas nacionales: Brasil, Australia, Turquía, Belice e Israel.

Flag Secrets: 5 International Flags with Surprising Stories

When designing their flags, countries need to decide on a color scheme and style that accurately reflect their nation’s history, people, and prosperity. But if you look a little deeper into the stories of some of these flags, you’ll discover hidden symbolism and obscure facts that might cause you to do a double take next time you see them waving in the wind.

For instance, the U.S. flag featuring 50 stars, arguably the most famous world flag, was first dreamed up in 1958 by an Ohio high-school student for a class project. Robert Heft figured that Hawaii and Alaska would soon become states, so he borrowed his mother’s sewing machine and added two more stars to the existing design. Heft’s teacher awarded him a “B-” for his efforts, but assured him that if Congress accepted Heft’s submission, he would have his grade changed to an A. Sure enough, in 1959, Heft earned his higher grade, winning him a spot at both the head of the class and in American history.

How did other countries arrive at their modern flags? Some have, in their designs, gone beyond basic colors and patterns and thought more globally. Here’s a look at five nations that have designed their banners to be artistically unique and, as a result, full of life and tradition:


The Brazilian flag’s stars represent the country’s 26 states and its Federal District, but the key difference from the U.S.’ use of stars is in their design and placement. In fact, they represent actual stars in the sky as they would have been positioned on November 15, 1889 at 8:30pm over Rio de Janeiro — forever commemorating the moment when several well known constellations (such as the Southern Cross and Scorpio) could be seen. Whenever more states are added — there were 21 at the flag’s inception in 1889 — more stars are included to expand the showcase of that historic evening’s sky. (Nerdy Bonus Fact: The stars are intentionally reversed from the way someone in Rio might see them, as the designers wanted the flag to represent the view of Rio from someone far away in space.)


In 1901, Australia held an open competition, recruiting citizens to design a new flag in exchange for a cash prize. It drew over 30,000 entries. Submitters were required to consider these criteria: loyalty to the Empire, Federation, history, heraldry, distinctiveness, utility, and cost of manufacture. Many people favored designs that drew inspiration from Britain’s flag, complete with the Southern Cross and Commonwealth Star. Ultimately, that’s the direction the government went, and five people had to share the prize money, as they turned in similar designs. Everyone submitted red and blue concepts: the nation implemented both versions into its mercantile economy and culture, with red ones used for private vessels and blue ones for government ships.


How Turkey wound up with a star and crescent insignia on its flag is anyone’s guess — the origins remain a mystery. The crescent and star are widely understood to be a traditional Islamic symbol, fitting for a country that is almost entirely inhabited by Muslims, but scholars have ruled that belief to be a myth over time. There is, in fact, no evidence of any Islamic significance to the emblems on the flag. What we do know is that today’s flag dates back to 1793 under Ottoman Sultan Selim III, who changed the crescent flag from green to red. The five-pointed star aspect originated in 1844. Despite no real understanding of where these symbols developed, other former states of the Ottoman empire have adopted them as well.


Belize’s flag stands out from the rest for its many colors (twelve!) and its depiction of human beings. After becoming its own nation in 1981, Belize wanted to illustrate its autonomy, choosing the red, white, and blue motif that is frequently associated with freedom. Sitting in the middle of the flag is “The Coat of Arms,” which consists of a ship (for trading) and tools (for labor). The two woodcutters beside the insignia reinforce the message, wielding an axe and an oar, respectively. Belize is the only country with people featured this prominently in the design of its flag. As a whole, it demonstrates the unity of the nation’s people and their struggle to achieve independence.


The basic design for the Israeli flag was modeled on the Tallit, the Jewish prayer shawl, which is traditionally white with blue stripes. When the time came to develop a flag, early Zionists preferred to show off their existing symbol of nationhood, instead of having to design a new concept. As such, the Star of David sits squarely in the middle. The idea for the flag actually predates the state of Israel, and was first introduced in 1885. Because of its tradition, and significance, this design was selected for the official flag of Israel when it became a state in 1948.

Shutterstock blog


La provincia de Herrera exhibe su nueva bandera

HERRERA. Después de 98 años de haber sido fundada, la provincia de Herrera exhibe por primera vez su bandera oficial, que la identificará dentro y fuera del país. La bandera luce sus tradicionales colores azul y amarillo, incorpora en la parte superior siete estrellas que representan a cada uno de sus distritos y en el centro un mapa de la provincia. Herrera fue fundada el 18 de enero de 1915, con una población de 34 mil habitantes que, actualmente, llega a 107 mil 911 moradores, según el censo de población de 2010.

La Prensa

Bueu acepta la nueva propuesta de escudo y bandera de Heráldica y la enviará a la Xunta

DAVID GARCÍA - BUEU Ha sido un tira y afloja que se ha prolongado durante cerca de un año, pero por fin parece que el Concello de Bueu tendrá símbolos oficiales. El ayuntamiento y la Comisión de Heráldica se han puesto de acuerdo y han encontrado un diseño que convence a las dos partes. Al final se mantiene el barco como elemento central del escudo, con estilo más "heráldico", y se descarta la inclusión de otros atributos, como el jefe proyectado inicialmente. La propuesta se llevará previsiblemente al pleno de febrero como una iniciativa conjunta de todos los grupos de la corporación y a continuación será remitida a la Xunta de Galicia, que es quien tiene la competencia para aprobar los símbolos oficiales previo informe vinculante de la Comisión de Heráldica.

Este organismo presentó hace unos días al ayuntamiento un borrador en el que se tenían en cuenta las sensibilidades y opiniones manifestadas durante los últimos meses. En realidad el diseño se asemeja mucho al que el ayuntamiento emplea como escudo desde hace décadas, aunque se varía ligeramente el dibujo del barco central y de las olas.

La presencia de la embarcación era uno de los puntos indiscutibles y en el que todas las partes estaban de acuerdo puesto que representa la vinculación de Bueu con el mar. Las discrepancias se centraban en su diseño y en los símbolos que debían acompañarlo. Esas diferencias motivaron incluso la mediación del director xeral de Administración Local de la Xunta, José Norberto Uzal, que el pasado verano se desplazó ex profeso a Bueu para participar en una reunión abierta a la ciudadanía para tratar este asunto.

Finalmente, hace unas semanas el Concello remitió a la Comisión de Heráldica sus sugerencias para la elaboración de los símbolos oficiales, unas pautas en base a las que la institución presentó su nueva propuesta. Esta se trató en la comisión informativa de Cultura de ayer, en la que todos los grupos políticos le dieron su visto bueno y acordaron presentarla como una iniciativa conjunta al próximo pleno. El siguiente pasó será enviar la petición a la Xunta de Galicia, que antes de aprobarla deberá requerir informe a Heráldica. En caso de que este sea negativo, el ayuntamiento dispondría de un plazo de dos meses para ajustar el diseño a las líneas fijadas por los técnicos. No obstante no se esperan problemas porque la propuesta está elaborada directamente por el vicepresidente de la Comisión de Heráldica, Eduardo Pardo de Guevara.

El trabajo de la comisión incluye también el diseño de una bandera, un símbolo del que el Concello carecía. Ambos tienen que estar vinculados, aunque el de la enseña debe ser más sobrio. Así, se optó por un fondo azul con franjas verticales de color blanco, que pretenden ser una alusión a las olas del mar.

Si finalmente el expediente llega a buen puerto, Bueu habría conseguido dotarse de un escudo y una bandera oficial después de tres intentos fallidos que datan de 1970, 1989 y 1995. La cuarta tentativa estuvo también cerca de fracasar, razón por la que el edil de Cultura, Andrés Lamosa, agradecía ayer "o traballo, comprensión e adicación" del director Xeral de Administración Local, José Norberto Uzal, y de Eduardo Pardo de Guevara e Valdés e Pablo Piñeyro, de la Comisión de Heráldica, para que el esfuerzo "non caíse en saco roto.

El documento será presentado el sábado a mediodía en la reunión convocada del Consello Municipal da Cultura de Bueu.


El Pendón divide a los vecinos

ANTONIO CABRERA La decisión del Ayuntamiento de Betancuria de suprimir el desfile del Pendón de la Conquista durante la celebración de la fiesta patronal de San Buenaventura ha generado un intenso debate entre los vecinos. Mientras los mayores apuestan por mantener la tradición del paseo del estandarte por las calles de la villa histórica, los más jóvenes aplauden la iniciativa institucional. El Ayuntamiento anunció que iniciará una campaña informativa entre la población para explicar los motivos del acuerdo, que fue adoptado por unanimidad de todos los miembros de la institución.

Las fiestas en honor a San Buenaventura conmemoran la fundación e integración de Betancuria en la Corona de Castilla a comienzos del siglo XV. La procesión del Santo es acompañada por un desfile militar y el Pendón portado durante los últimos años por un concejal o por un consejero del Cabildo. Sin embargo, la presión social contra este tipo de actos en otras islas provocó su desaparición. No obstante, tras el acuerdo municipal no habrá en Fuerteventura la conmemoración del 609 aniversario de la Conquista, que se suele celebrar a mediados del mes de julio.

Los vecinos de Betancuria se despertaron ayer con la noticia publicada por LA PROVINCIA / DLP sobre la eliminación del desfile del Pendón por las calles del pueblo. La reacción no se hizo esperar, aunque no existe unanimidad popular contra la decisión de los políticos.

El alcalde de Betancuria, Marcelino Cerdeña, anunció el inicio de una campaña informativa para explicar a los residentes los motivos para suprimir el desfile del polémico estandarte "no es en absoluto una falta de respeto a la institución militar. Todos los concejales del Ayuntamiento, desde el grupo de gobierno hasta la oposición, entendemos que el Pendón evoca el sometimiento de un pueblo, el aborigen, por los conquistadores".

El regidor municipal reconoce que el evento ha decaído en los últimos años "la iglesia, que tradicionalmente participaba en su celebración, pues imagen y estandarte procesionaban juntos, ha decidido desvincularse del desfile, realizando la procesión del Santo con independencia de la del estandarte". Además, añadió, que "la desvinculación de la Iglesia y del Cabildo de esta ceremonia, que tradicionalmente han organizado y protagonizado, evidencia un rechazo a la misma".

Cerdeña aseguró que el Consistorio que preside impulsará la fiesta patronal de San Buenaventura "pues tiene relevancia para los vecinos del municipio, pero no para el resto de la isla. Por ello, vamos a revitalizar y enriquecer la festividad".


La bandera de las siete estrellas

Por Angélica Mora

La lucha por devolver la democracia a Venezuela está por darse y los habitantes de la Patria de Bolívar lo saben.
Para dejar de ser una colonia de Cuba, donde los que mandan son los castristas, los venezolanos deben sostener una batalla que sea visible en el país y en el resto del ámbito internacional.
Para hacerlo necesitan un símbolo, algo tangible  que esgrimir en la lucha diaria, especialmente en las concentraciones y marchas.
Necesitan de la bandera tricolor con las siete estrellas. La que primero ideó el precursor de la independencia, Francisco de Miranda, quien la izó por primera vez en su buque insignia el "Leander",  el 12 de marzo de 1806. En aquella ocasión se la describió como "formada por los tres colores primarios que predominan en el arco iris", es decir el amarillo, el azul y el rojo".
Esta bandera madre fue adoptada por los otros países a que ayudó a liberar Simón Bolívar.
A la forma de la bandera, con los mismos colores establecidos en 1806 y 1811 con las tres franjas iguales, se le agregaron oficialmente siete estrellas, que habían aparecido por primera vez en 1817. La incorporación de las estrellas quedó definida mediante un decreto expedido el 15 de julio de 1930 por el Congreso Nacional, según el cual en medio de la lista azul se situaron "siete estrellas en arco".
Las siete estrellas que hay en la bandera representan cada una de las 7 provincias que voluntariamente, se incorporaron a la independencia venezolana el 5 de julio de 1811.
Esas 7 provincias fueron Caracas, Mérida, Barcelona, Barinas, Trujillo, Cumaná y Margarita, quedando por fuera Coro -que no era provincia- Maracaibo y Guayana.
Hugo Chávez impuso, caprichosamente, el 9 de marzo de 2006, cambios en el escudo nacional  y en la bandera, aduciendo que Bolívar así lo había querido, agregando una estrella a las siete existentes indicando que la octava era por  Guayana.
Sin embargo, se refuta que si es por eso,  tendría que incluirse además, la novena estrella de Maracaibo y la décima de Coro.
La bella venezolana, Stefanía Fernández, tuvo el valor de desfilar por la pasarela de Miss Universo con el pabellón legítimo, el de las siete estrellas y en muchos lugares de la patria se ondea, desafiante, este emblema.
Por eso, qué mejor que la bandera venezolana, la de las 7 estrellas, la del pabellón de Bolívar, el máximo estandarte de representación de la nación, -en lugar del inventado en el 2006 por la mente del caudillo que hoy vive en Cuba- para encabezar la lucha de la recuperación e imposición de la Constitución venezolana y sus legítimos valores.
Se demostrará que la verdadera bandera ha estado ahí,  esperando ser usada como el símbolo de la nueva lucha.

Diario de América


Publicado el nº 125 de "Banderas"

Ya ha aparecido el nº 125 de "Banderas", el boletín de la Sociedad Española de Vexilología, correspondiente a diciembre de 2012.
Este número se abre con un artículo de Tomás Rodríguez Peñas bajo el título Los clásicos: “Noticias de Toledo entre 1801 y 1844”, donde se extraen algunos datos sobre banderas que aparecen en un manuscrito custodiado en el Archivo Municipal de la capital castellanomanchega.
A continuación aparece un artículo de François Burgos dedicado a los símbolos del archipiélago de Nueva Caledonia.
El siguiente trabajo es obra de Francisco Javier Hernández y Luis Sorando, y trata sobre Las banderas del Regimiento de Infantería Triana (1707-1715), que se custodian en el Santuario de Ntra. Sra. del Valle, en el municipio onubense de Manzanilla.
Cierra el número una reseña sobre las insignias de la Real, antigua, ilustre y fervorosa Hermandad de la Santa Cruz y Nuestra Señora del Rosario y Archicofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de las Aguas, Nuestra Madre y Señora del Mayor Dolor y María Santísima de Guadalupe, a cargo de Ignacio López de Montenegro.


La bandera de la Mano Roja, el otro símbolo que divide a los norirlandeses

Irlanda del Norte es la única región o «constituent country» del Reino Unido que no tiene su propia enseña oficial. Escoceses, galeses e ingleses cuentan con su particular insignia.
La «Union Jack» ya no ondeará en el Ayuntamiento de Belfast todos los días del año, sino sólo durante 18 muy escogidas jornadas. La aprobación el pasado 3 de diciembre de una iniciativa del multiconfesional partido Alianza para reducir el número de días al año en los que ondea la bandera británica en la fachada del consistorio ha incendiado de nuevo las calles del municipio. En el conflicto que enfrenta en Irlanda del Norte a republicanos católicos y unionistas protestantes la bandera tricolor irlandesa y la británica son sin duda las protagonistas, pero hay más símbolos que ilustran la brecha existente entre ambas comunidades.
Irlanda del Norte -formada por seis de los nueve condados del Ulster, los otros tres pertenecen a la República de Éire -es la única región o «constituent country» del Reino Unido que no tiene su propia enseña oficial. Tal y como afirma Ignacio Molina, investigador del Real Instituto Elcano, «la única bandera oficial en Irlanda del Norte es la británica “Union Jack”». Escoceses, galeses e ingleses cuentan con su propia insignia, pero los norirlandeses se encuentran divididos al respecto, a pesar de que sí comparten un símbolo que les podría unir: la Mano Roja.

Según cuenta la leyenda, como el trono del Reino del Ulster quedase vacante, los habitantes del lugar acordaron elegir a su monarca por medio de una original competición acuática que se celebró en un lago local: en una carrera de embarcaciones capitaneadas por los candidatos, el primero que con su mano tocase la orilla de meta se convertiría en rey. Uno de los competidores, acaso un miembro del clan Uí Néill, tuvo la feliz idea de adelantar a sus contrincantes cortándose una mano y lanzándola a tierra. Se quedó manco, pero también se convirtió en rey del Ulster, y aquella mano ensangrentada en su símbolo.

Como explica Molina, también profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), existen dos versiones de la enseña. Los republicanos ondean una con la Mano Roja sobre una cruz del mismo color superpuesta a un fondo amarillo, que sólo es oficial en la República de Irlanda y que representa al conjunto de la provincia del Ulster. El unionismo emplea por su parte la «Ulster Banner», una bandera similar a la inglesa de la cruz de San Jorge -roja sobre fondo blanco- en la que la mano roja, aquí coronada, ocupa el centro del paño superpuesta a una estrella de seis puntas. Esta última versión fue la insignia oficial del Gobierno británico en la región entre 1953 -cuando se instauró con ocasión de la coronación de la Reina Isabel II- y 1972, año en que fue abolida.

«Si no existiese un conflicto armado allí la cuestión de las banderas no sería tan importante, pero como lo hay, todo lo que tiene que ver con este asunto lo es. Mientras un extremeño vería como algo normal que un día desapareciese sin previo aviso del balcón de un ayuntamiento la bandera de su región u otra -la estarán limpiando, pensaría-, en Irlanda del Norte la oficialización, la inclusión o la ausencia de un símbolo en una institución pública como el Ayuntamiento de Belfast u otra es algo realmente trascendental», concluye el profesor.
Buscando una enseña propia

La búsqueda de un acuerdo sobre una bandera que representase a todos los norirlandeses requeriría un esfuerzo titánico por parte de los líderes de ambas comunidades, y su costo político sería incierto. «Por ejemplo, los unionistas no querrían nunca renunciar a la estrella de seis puntas en la que está alojada la Mano Roja en su bandera, porque cada punta representa uno de los condados del Ulster que pertenecen al Reino Unido y que, evidentemente, no quieren juntar con los tres que pertenecen a la República», explica Ignacio Molina.

«En Sudáfrica se logró el consenso entre las distintas comunidades con una bandera que aunaba los colores del Congreso Nacional Africano, el partido de Mandela, con los de la bandera holandesa, que representaban el origen de la minoría afrikáner y que coincidían con los colores británicos. Pero en el caso de Irlanda del Norte quizás sea más difícil llegar a un acuerdo, porque cualquier renuncia a los símbolos que utilizan en este momento unionistas y republicanos podría ser considerada por algunos sectores de cada comunidad como una derrota», añade.

Otra de las banderas que han ondeado en la historia de Irlanda del Norte y del resto de la isla es la de San Patricio, de aspas rojas sobre fondo blanco, aunque no es probable que llegue a representar nunca de forma oficial a la región británica. Esta enseña, superpuesta a la escocesa cruz de San Andrés, forma parte de la «Union Jack», y recuerda el pasado de Irlanda como dependencia británica, lo que no gusta a los republicanos. Y por otra parte representa a toda la isla, lo que no agrada a muchos unionistas.
Símbolos y deporte

El lío de banderas que sufre este «country» británico está presente en todos los ámbitos de su vida ordinaria, también en el deportivo. La utilización que se hace de los símbolos en los dos deportes más seguidos por los norirlandeses, el fútbol y el rugby, es muy diferente. Laselección de fútbol de la región, cuyos seguidores son mayoritariamente protestantes y unionistas, está representada en los campos de todo el mundo por la bandera de la Mano Roja coronada o «Ulster Banner». Sin embargo, en relación con el combinado de rugby de Irlanda, en el que juegan los deportistas de Irlanda del Norte junto con los de la República, el asunto es más complejo.

Cuando disputa un encuentro en territorio de Éire, la selección de rugby se presenta acompañada por la tricolor verde, blanca y naranja junto con la conocida como «bandera de las provincias» de este país, que recoge las enseñas de sus cuatro regiones: Munster, Leinster, Connacht y Ulster. Pero si el partido se celebra fuera de la República, se suelen mostrar esta última bandera o la de la Unión del Rugby Irlandés –IRFU, la entidad que gobierna al equipo-, que es verde y con el tradicional trébol en su centro rodeado por los escudos de las provincias republicanas.



Irlanda del Norte y la bandera británica

Dos interesantes artículos a propósito de los disturbios que se vienen sucediendo en Belfast por la retirada de la bandera británica del Ayuntamiento.
Uno de ellos trata sobre la conflictiva relación entre los símbolos y la política norirlandesa:
National identity still a source of deep division in Northern Ireland
El otro es un análisis de  la historia y situación actual de la Union Jack y su impacto en la sociedad británica:
The union jack: A very complex flag


Izan bandera británica en Belfast tras semanas de protestas

La bandera británica fue izada este miércoles en el ayuntamiento de Belfast, en Irlanda del Norte, por primera vez desde que la municipalidad votara por no mantenerla en forma permanente en el edificio.

La polémica decisión de no colocar la bandera todos los días generó semanas de protestas por parte de personas que favorecen la permanencia de Irlanda del Norte dentro del Reino Unido.

Varias personas resultaron heridas y cientos resultaron arrestados después de varias noches consecutivas de violentas protestas.

Sin embargo, la decisión de izar la bandera el día de hoy no tiene que ver con las manifestaciones, sino que marca el cumpleaños de la esposa del príncipe William, Katherine. Se espera que al final de la tarde sea arriada otra vez.



Aprobados oficalmente la bandera de Fuencaliente y el escudo de Teguise

En el Boletín Oficial de Canarias de hoy, 4 de enero, han aparecido publicadas las órdenes por las que se aprueban oficialmente la bandera del municipio de Fuencaliente (La Palma), que fue elegida el 19 de febrero de 2012 por votación popular, y el escudo de Teguise (Lanzarote), que se venía usando de forma oficiosa desde fecha desconocida.


Más ciudades diseñan sus banderas para añadirlas a las que se muestran en la Casa del Estado

Cada vez más ciudades del estado de Massachusetts están diseñando sus banderas municipales con el objetivo de poder añadirlas a las que se muestran en  la Casa del Estado, el edificio que aloja al Gobierno y la Asamblea Legislativa.

More towns designing flags to join State House display

Last year, Christine Richards made a spur-of-the-moment decision, but one that was also two centuries overdue and will forever alter the history of Peru, Mass.

“I decided we needed a flag for the town,” declared Richards, the part-time town clerk for Peru, a hill town in the Berkshires with a volunteer fire department, a single blinking yellow light, and little else.

So Richards enlisted one of her 846 fellow Peruvians, town accounting officer Sharon Greule, and together they designed a flag to show the world what Peru pride looks like — a snowy mountain landscape, and the year 1771, when the town was incorporated.

Peru can now take its honored place among the 321 cities and towns that have flags hanging in the Great Hall, beneath the golden dome of the State House on Beacon Hill.

Peru is part of a trend, as once flagless towns in the Commonwealth adopt flags, after a bit of coaxing from constituents and state lawmakers, who say a flag is a way to instill community pride and to remind the rest of the world that their municipalities matter.

Towns, of course, don’t need flags. Unlike countries that wage battles or race to the moon, or states that christen dams and tunnels, many communities have been content with humbler markers of their domain, such as seals and stationery.

“We’re a small town and a lot of times people don’t even know where Peru is,” Richards said. “We just felt like we should be represented along with all the other towns.”

Senator Benjamin B. Downing, a Pittsfield Democrat, has made flags a personal mission. Three years ago, he noticed that about 20 towns in his Western Massachusetts district lacked flags, a rather high ratio in a district of 48 communities. When residents from these towns toured the State House, and looked for their flags in the Great Hall, they saw only a barren pole.

Downing wanted to right this wrong and he alerted town managers and selectmen, many of whom were unaware of their failure to properly commemorate their local sovereignty.

Several formed committees or held contests. Pittsfield designed its flag just in time for its 250th anniversary in 2011, ­after holding a contest. Otis held a contest in 2009, in time for its bicentennial. Worthington, Mount Washington, Tyringham, and Monterey followed suit. Northfield seemed close, but an artist’s proposal inspired by schoolchildren’s renderings was rejected at Town Meeting in 2011, over what some believe were budget concerns.

Is 351 flags, one from each Bay State community, within reach?

“I’d like to get them all in there, but I’m under no illusion that I will,” Downing said, lamenting how flags may not be at the top of everyone’s agenda.

The state began asking for flags two decades ago. The initial impulse was more logistical than civic. Former governor Michael S. Dukakis had covered a large atrium in the center of the State House, known as the Great Hall, to use for events. But the acoustics were terrible, and after a number of experiments, the state Bureau of Office Buildings determined in the early 1990s that municipal flags would solve the problem, while further connecting constituents to their capitol.

New England, it turns out, already had an unusually rich tradition of municipal flags, often with displays of pastoral imagery, said Hugh L. Brady, president of the North American Vexillogical Association, an organization dedicated to the study of flags.

Not all of them were prizewinners. In 2004, the vexillogical association conducted an online survey to find out which among 150 municipal flags from around the nation was the most aesthetically pleasing. Washington, D.C., ranked first, followed by Chicago. Boston’s flag, featuring a yellow seal across a turquoise background, ranked 133d. Worcester, with a heart in the middle, fared slightly better at 77.

Despite the region’s proud tradition, many Massachusetts cities and towns still had no flag in the early 1990s. So they improvised, by using their town seals, said Susan Greendyke Lachevre, art collections manager for the Bureau of State Office Buildings, who was working for the state when the flags were first collected for the Great Hall. Others chose more innovative ideas, like the wagon used by Amesbury. Most flags now on display in the Great Hall are handmade, lovingly sewn together by seamstresses, according to Greendyke Lachevre.

Still, not everyone is so enamored. Chilmark was incorporated in 1694, and still has no flag.

“I don’t think it’s ever occurred to us,” said Selectman Warren M. Doty. “I’ve been a selectman for 15 years and no one has ever asked me if we have a flag.”

Doty has no plans to initiate an effort, and he does not believe anyone else in town will either. “We are a very modest place that is very low key and understated,” he said. “We don’t name buildings after people. It’s just a very old-fashioned town.”

But there are others who have found deep meaning in their flags, new sources of civic pride. Karen Amanti, a 49-year-old graphic artist from East Otis, won a contest to design the flag for the town of Otis in 2009. It’s a simple, yet bold hand-sketched portrait of fall leaves, campgrounds, ski slopes, and the Otis Reservoir. Together, the colorful images make the town feel like a much fuller destination than its population of 1,612 people might otherwise suggest.

When the flags were unfurled for the bicentennial celebration, everyone in town wanted one. They were handed out at parades, put up in front of homes, flown by an East Otis church, and replicated for use on the police department’s patch. Town officials ran out of the first two printings of 302 flags, and are considering a third order.

And Amanti became a celebrated figure in her own right, besieged by elders from the neighboring town of Tyringham to design its flag as well.

Both flags now have her initials signed in the corner. But the Otis flag is the one that instills personal pride. It is her home.

She brought her mother to the ceremony at the State House and shook hands with all the dignitaries who came to celebrate, along with a busload of her neighbors.

“It’s something that’s going to go down in history for me,” she said.

En busca de una bandera. (Y de un himno)

Enrique Alcalá Ortiz
Miércoles, 02 de enero de 2013 (18:48:52)

Copio de una forma descarada el título de aquella famosa película En busca del arca perdida de Steven Spielberg. Película de aventuras que emocionó al mundo entero y debido a su éxito, continuó con una serie de iguales características donde se mezclan la aventura, exotismo, amor, lucha, misterio, paisaje, riesgo, fantasía y que acaba teniendo final feliz.
Todos estos ingredientes, o parecidos, ha tenido, hasta ahora, la búsqueda de una bandera para Priego, si bien todavía no hemos llegado al final para nuestra sorpresa, aunque tenemos la esperanza que un día no lejano los directores de este film, (léase los políticos), acabarán por decidirse para rodar las escenas que faltan hasta su conclusión, si es que se ponen de acuerdo a la hora de consensuar el guión, claro.
Símbolos prieguenses
El homo sapiens es un ser simbólico. Esta es una de las características que nos distinguen de los otros homínidos. Creamos imágenes o figuras que por analogía o por convención representan un concepto moral o intelectual. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos usando la simbología del lenguaje, los números, colores, etc. Los símbolos, como representaciones de ideas, también nos distinguen, concretizan y diferencian de los otros individuos o grupos al poner de relieve rasgos peculiares. Es decir, son pictografías con significado propio que aparecen como representación de personas y de las diferentes asociaciones culturales, artísticas, deportivas, comerciales, religiosas y políticas, como municipios, provincias, comunidades, nacionalidades y organismos supranacionales.
Como ejemplo puntual podemos recordar la simbología de los colores que usan las hermandades y cofradías de la localidad. Cuando citamos el color morado, verde, negro, rojo, blanco, etc., sabemos exactamente a qué grupo nos estamos refiriendo. Por otra parte, en Priego, al no existir una fiesta patronal arraigada, como en otros pueblos ha sido la imagen del Nazareno la que ha polarizado casi toda la integración simbólica del pueblo. De tal forma esto es así, que se ha convertido en nuestro símbolo de identidad; si no comarcal, sí del pueblo, del casco de Priego. Las frases "aquí somos toos nazarenos", "o en el Calvario nos vemos toos" además de ser tópicas, nos demuestran que Jesús con la Cruz a cuestas es más que el Cristo camino del Calvario. Su función primaria se ha extrapolado y ha devenido a ser un símbolo de buena parte de la comunidad prieguense. Baste si no, observar la cantidad de fotos y reproducciones que se hacen de Jesús. Muchos de nosotros y muchos de nuestros hermanos del éxodo y de la emigración decoramos las paredes de nuestras viviendas con su retrato. Con ello queremos decir, entre otras cosas: "Éste es mi grupo. Aquí están mis raíces. Ésta es mi diferencia".
En el viernes Santo encontramos nuestra integración simbólica, vivimos nuestras raíces, tenemos contacto con nuestras propias señas de identidad. Somos nosotros, con nuestro símbolo, en nuestro espacio y en nuestro tiempo y con nuestra diferencia.
Simbología civil
Pero lo que está claro, en el tema de las agrupaciones religiosas, culturales, industriales, comerciales y deportivas, en el aspecto civil, nuestro Priego está manco por desidia, dejadez, pereza, o lo que es más grave, por falta de personalidad, carácter y por carecer de idiosincrasia. ¿No tenemos en el pueblo historia, valores, riquezas culturales y patrimoniales, y objetivos comunes que nos sirvan de identificación, creen un sentimiento de pertenencia y aglutinen a todos los ciudadanos?
Los símbolos civiles por antonomasia son el escudo, la bandera y el himno. La historia nos dejó el escudo cada vez menos usado oficialmente desde que se aprobó el moderno logotipo, asunto este que no compartimos en absoluto. Pero carecemos de bandera e himno. Nunca esa tela rectangular de colores colocada en un asta o en una driza la hemos usado para que nos represente y aglutine, y no porque no queramos es que no podemos, puesto que ninguna corporación ha aprobado una enseña. Igual podemos decir con el himno.
Sin embargo, su uso es necesario en múltiples ocasiones y acontecimientos. De mi libro El Casino de Priego y otras sociedades recreativa (1848-1998) tomo la descripción de la manifestación que se hizo, en 1885, como protesta de la ocupación de Las Carolinas por parte de Alemania, debida a la pluma de Carlos Valverde López: "Nuestro pueblo fue uno de los miles que siguieron este movimiento. Y si bien en el Círculo de Priego no hay constancia, será uno de sus miembros quien nos relate los hechos: "La nuestra tuvo lugar en la tarde del 11 de septiembre (...) y a la hora de las cinco, la Corporación municipal, autoridades, gremios, sociedades y casi todo el pueblo, con la banda marcial, y llevando por guión la histórica bandera de Martín Zamorano, uno de los conquistadores de Priego, salieron en nutridísima y entusiasta manifestación de protesta, recorrieron las principales calles, fueron arengados con patrióticos discursos pronunciados por algunos socios desde los balcones del Casino Primitivo, y disolviéronse, al cabo, en perfecto orden, dando así alto ejemplo de sensatez y de amor a la patria".
Símbolo no aprobado, no perdido.
Ya en el siglo XIX nuestros bisabuelos tenían que usar la bandera de Martín Zamorano, propiedad particular, como símbolo de la ciudad. Lo incompresible por sorprendente es que a estas alturas del siglo XXI y tantas décadas de democracia todavía no hayamos sido capaces de ponernos de acuerdo para dotarnos de una bandera y de un himno. Propuestas y proyectos no han faltado. Creo recordar, que en mi archivo existe documentación de prieguenses como Cristóbal Povedano, Rafael Fernández, Manuel Rovira y algún otro que presentaron diseños de escudos y banderas y que durante una de las legislaturas del alcalde Tomás Delgado se hicieron serias gestiones y reuniones para aprobar estos símbolos que no llegaron a aprobarse por falta de consenso entre nuestros ediles. Con los años, el proyecto se ha olvidado y nadie se acuerda que nos faltan dos de los símbolos, bandera e himno, másimportantes de representación y unión. Asuntos estos que por lo visto carecen de importancia.
Indudablemente tenemos que pedir, alzando la bandera del descontento y cantando el himno de la urgencia, que se inicie el expediente para dotarnos de esta simbología.


Fiyi tendrá una nueva bandera para "reforzar una nueva identidad fiyiana"

El presidente interino de las Islas Fiyi, Frank Bainimarama, anunció en su udiscurso de Año Nuevo que el país adoptará en breve una nueva bandera nacional que refuerce la identidad del país. Sin embargo, no especificó si esta cambio supondrá la desaparición de la Union Jack del cantón de la actual bandera.
El Comodoro Bainimarama gobierna en Fiyi desde que encabezó un golpe de estado en 2006, y ha anunciado su intención de convocar elecciones en 2014. Sus críticos alegan que no deberían realizarse cambios fundamentales en el país, como el de la bandera, hasta que se celebren dichas elecciones.

Fiji to get new flag to 'reinforce a new Fijian identity'
Fiji's interim prime minister Frank Bainimarama says his country will get a new flag to reinforce a new identity for his country.

Commodore Bainimarama announced the change in his annual New Year's address to the nation.

However, he made no mention of the Union Jack and whether or not it's likely to be replaced on the flag.

The current flag features the red, white and blue Union Flag of Britain in the top left-hand corner with the shield from the Fiji coat of arms on the right side.

Fiji United Peoples Party leader Mick Beddoes says most people in Fiji wouldn't support a change to the flag.

"No, definitely not," he told Radio Australia's Pacific Beat.

This is similar to the decision that the interim administration has made in regards to the currency,"

In November, Fiji's Reserve Bank dumped Queen Elizabeth II from its currency, announcing a new look fauna and flora design.

"They are making decisions that really, are the decisions that an elected parliament or an elected executive with the proper mandate, legal and legitimate mandate of the people, should be making." said Mr Beddoes.


 Radio Australia (imagen: Flags of the World)