8.12.15

Una bandera, 60 años y muchas dudas

La bandera de Europa, compuesta por doce estrellas amarillas sobre un fondo azul, celebra su 60 aniversario. No fue oficial desde el primer momento. De forma progresiva, mientras el entramado europeo crecía y se fortalecía, la insignia invadió y representó a las instituciones hasta llegar a hoy; cuando la Unión Europea arroja más dudas que respuestas por la crisis de los refugiados, la crisis del euro y el órdago británico. La unión política no se ha cristalizado en una unión fiscal y está en entredicho el futuro de la comunidad.

La insignia fue diseñada por Arsène Heitz, un pintor de Estrasburgo, en 1955. El 8 de diciembre de ese mismo año fue aprobada por el Consejo de Europa y se presentó a la prensa días después. El Parlamento Europeo hizo lo propio en 1983 y en 1985 fue adoptada por los Jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea (UE) como insignia oficial. Todas las instituciones europeas la utilizan desde 1986.

Según recoge la página de la UE, “la bandera europea simboliza tanto la Unión Europea como, más ampliamente, la identidad y la unidad de Europa”. Afirma que “las estrellas representan los ideales de unidad, solidaridad y armonía entre los pueblos”. Además, recalca que a diferencia de la bandera de Estados Unidos “el número de estrellas no tiene nada que ver con el número de países de la UE, aunque el círculo sí es un símbolo de la unidad”.

El Consejo de Europa, que defiende los derechos humanos y promueve la cultura europea, eligió la bandera para su propio uso. Con el paso de los años, animó a las demás instituciones a que hiciesen también suyo ese emblema.

La inspiración cristiana de Heitz

El fallo del concurso se produjo un 8 de diciembre, festividad de la Inmaculada Concepción, por casualidad. Heitz, años después de que la bandera entrara en vigor, explicó a la revista de Lourdes Magazine que se había inspirado en la Virgen de la Medalla Milagrosa y en un pasaje del Apocalipsis : “Una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza”. No obstante, el Consejo de Europa no tuvo en cuenta esta inspiración y remarcó que las doce estrellas eran por la plenitud de ese guarismo.

Otras banderas que representaron a Europa

La bandera actual fue elegida tras un concurso del Consejo de Europa. La búsqueda de ese signo empezó en 1950. Antes hubo otras banderas de movimientos de unificación que pudieron representar a Europa. Las más populares fueron la bandera del Movimiento Europeo y la de la democristiana Unión Internacional Paneuropea.

[...]