5.6.13

La exposición "Banderas de España" se prorroga por el éxito de público

La exposición ‘Banderas de España’, abierta desde el pasado 15 de mayo hasta en teoría el pasado 2 de junio, en el Museo Etnológico de Castellón, se prorrogará hasta el próximo 23 de junio después de recibir más de 1.000 visitas, cifra bastante elevada de acuerdo con la media habitual registrada en este museo cuya gestión y mantenimiento son compartidos entre el Ayuntamiento y la Diputación Provincial de Castellón. La exposición cuenta con la colaboración de la Fundación Dávalos-Fletcher, la Sudelegación del Ministerio de Defensa en Castellón y el Aula Militar ‘Bermúdez de Castro’ y realiza unrecorrido desde los orígenes de la bandera nacional hasta la actualidad, con sus distintos símbolos de acuerdo con cada época y su ‘transformación’ cromática durante la II República.

‘Banderas de España’ podrá visitarse de martes a viernes, de 10.00 a 13.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas, así como los domingos y festivos, de 10.00 a 13.00 horas. Los gestores han decidido prorrogar la muestra que dejará un breve margen de tiempo para el montaje de una nueva exposición programada y que está relacionada con el cine en Castellón. Precisamente, el Museo Etnológico, ubicado en la céntrica calle Caballeros de la capital de la Plana, fue el escenario en 1932 de la firma de les Normes de Castelló, tal como lo recuerda una placa conmemorativa.

La visita a ‘Banderas de España’ permite conocer que el estandarte nacional más antiguo de España es el de San Odón, datado en 1122, y se halla en el Museo Textil de Barcelona. Desde entonces y hasta 1700 se sucedieron una gran cantidad de diseños, pero con la llegada al trono de España de Felipe V se inició una profunda reforma de nuestros ejércitos, cuyos famosos Tercios se convirtieron en Regimientos; cada una recibió, conforme a la Real Ordenanza del 28 de septiembre de 1704, una bandera, llamada Coronela, blanca con el aspa roja de Borgoña, de 2,5 metros de lado.

Carlos III aprobó el 28 de mayo de 1785 para “la bandera nacional de que usa mi Armada Naval y demás embarcaciones españoles” una nueva bandera para no confundirse en la distancia con las de otras naciones, debiendo ser esta “bandera divida a lo largo en tres listas, de la que la alta y la baja sean encarnadas y del ancho cada una de la cuarta parte del total, y la de en medio amarilla, colocándose en esta el escudo de mis reales armas, reducido a los cuarteles de Castilla y León, con la corona real encima”.

El ministro de Marina, Antonio Valdés, presentó al monarca un total de doce modelos. El rey eligió los colores ‘encarnado y amarillo’ al aparecer, por su facilidad, para distinguirlas a grandes distancias y por un Real Decreto de 28 de mayo de 1785 se adoptó ese modelo para todos los buques de la Marina española. Otro Real Decreto, de 20 de mayo de 1786, hizo extensivo su uso a todas las plazas marítimas y castillos de la costa.

El 13 de octubre de 1843 se dispuso la sustitución de todas las enseñas del ejército por otras nuevas rojigualdas, colores hasta entonces utilizados por la marina. En adelante, las banderas deberían ser todas de 1,47 x 1,47 metros, y tendrían en su centro un escudo circular con las armas Reales, reducidas al cuartelado de Castilla y León, con las lises en su centro y la granada en punta, colocado sobre el cruce de una pequeña aspa roja de Borgoña y rodeado por una inscripción que definiese a cada regimiento.

Los colores rojo y amarillo se mantuvieron en el primer periodo republicano. Proclamada por las Cortes de la Nación la Primera República, el Gobierno, por Orden de 2 de octubre de 1873, dispuso la supresión de la corona real en las banderas y estandartes y, ante las dudas surgidas, por otra Orden de 20 de enero de 1874, acordó que no se sustituyese por ningún otro signo o atributo. No sucedió lo mismo durante la II República. De nuevo, tras la llegada del General Franco, vuelven los colores rojigualdos que se confirman en la vigente Constitución de 1978, artículo 4: “la bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas”. El actual escudo que figura en la enseña fue aprobado posteriormente a través de la Ley 33/1981 del 5 de octubre.