28.7.13

Proponen una bandera heráldica para Badajoz



El Ayuntamiento pacense ha decidido abrir la puerta a la vieja petición de 'Amigos de Badajoz' y la Asociación Cívica según la cual la ciudad pueda disponer de una bandera representativa, un elemento con que cuenta la mayoría de las capitales de provincia. Estos dos colectivos se han atrevido a presentar, además, un boceto de cómo debiera ser la misma, apoyándose según dicen en un informe de la Sociedad Española de Vexilología. Su propuesta pasa por una bandera rectangular, de proporciones 2:3 y color carmesí , con el escudo oficial de la ciudad en el centro. Consideran que, basándose en un reciente trabajo del investigador Fernando Marcos Álvarez, Badajoz nunca tuvo una bandera oficial y la que ondeaba antaño desde el balcón municipal era el pendón real que la ciudad custodiaba como privilegio de realengo y común a todas las ciudades que el Reino de León iba conquistando a los árabes. Entienden que Badajoz debiera disponer de una bandera inspirada en el color del pendón real de antaño.

Sin embargo, el vexilólogo y heraldista Pedro Cordero opina que este postulado no es acertado. Diplomado Superior en Ciencias Heráldicas y Vexilológicas, este experto fue quien realizó a comienzos de los años noventa el estudio encaminado a especificar cuáles debían ser las armas genuinas y correctas a figurar en el campo del escudo oficial de la ciudad de Badajoz, estudio que fue aceptado por la Corporación municipal en pleno y trajo consigo la modificación el emblema erróneo hasta entonces con dos leones rampantes, dejándolo tal y como es hoy día, con un sólo león.

Cordero comparte que, en efecto, Badajoz no ha dispuesto nunca de una bandera y debiera tenerla puesto que es la única capital de provincia de España que carece de ella. En un estudio ya realizado y remitido al Consistorio pacense, indica que se trataría de crear una enseña de nuevo, por lo que conviene aprovechar la libertad que ofrece esta circunstancia para dotar a Badajoz de una bandera que la diferencie claramente de las demás.

Según señala en su estudio remitido al Consistorio, las banderas de las capitales españolas, diecinueve de ellas, ostentan colores que van desde el rojo carmesí hasta el púrpura o violeta según el grado de conservación que tuviera el pendón real que tomaron como modelo. Todas presentan, además, el escudo de armas de la ciudad. Entre ellas están Albacete, Cádiz, Ciudad Real, Córdoba, La Coruña, Cuenca, Guadalajara, Jaén, León, Lérida, Madrid, Murcia, Palencia, Salamanca, Sevilla, Teruel, Toledo, Valladolid o Zaragoza. Por eso no le parece oportuno aplicar en Badajoz una bandera común al de un montón de ciudades. En su opinión, es más oportuno apostar por una enseña original antes que seguir una pauta repetida hasta la saciedad.

Basada en el escudo

Su propuesta pasa por imponer una bandera heráldica basada en su escudo, a fin de establecer una conexión entre la misma y los símbolos de la ciudad. Así, entiende que el paño debiera ser de color azul, que es el mismo del escudo, y en el tercio al asta incluir la figura de una columna blanca con el fuste rodeado, de dos vueltas, por una filacteria amarilla cargada con la divisa 'plus ultra' en letras negras. A su derecha, aplicar un león rampante de color rojo, coronado de oro y apoyado a su fuste.

Las proporciones del paño debieran ser 2:3 y las de las figuras de cinco séptimos del ancho de la bandera en su conjunto. El escudo, opina, no debe figurar en el centro como sugieren 'Amigos de Badajoz' o la Asociación Cívica porque «el punto de honor» es el tercio situado al lado del asta, tal y como ocurre por ejemplo con la bandera de España o de Extremadura donde los escudos van colocados justo en este sitio.

Idea errónea

Pedro Cordero señala que es muy posible que en la mente de algunos pacenses se mantenga la idea, que respeta pero no comparte «por no corresponder con la realidad histórica», de que haya que imponer una bandera que sea de color carmesí, morado, rojo o purpúreo, creyendo que ese era el color de la bandera de Badajoz en función de lo desgastada que estuviera la misma, pero lo cierto y verdad es que «nunca existió como enseña representativa de la ciudad, sino que era la del Reino de León». Según su sus investigaciones, Badajoz lució esta enseña o pendón real desde que fue conquistada a los árabes hasta el año 1868. Durante alzamiento de la primera república española fue retirada del balcón del Ayuntamiento donde ondeba y desapareció hasta hoy día.

El Ayuntamiento pretende abrir una comisión donde determinar cuál debe ser definitivamete la enseña oficial de la ciudad. La intención del equipo de gobierno es presentarla tras el verano, durante los actos conmemorativos del milenio del Reino de Badajoz que se cumple este año.