12.1.14

Portomarín ondea su bandera y se enorgullece de su escudo




X. R. PENOUCOS

Portomarín es conocido internacionalmente por su relevante presencia en el Camiño Francés. También a nivel gastronómico por su aguardiente y las anguilas del Miño. Estos iconos son muy importantes y dan una notable fama al pueblo, pero no tienen un carácter oficial. Por ese motivo, los responsables municipales consideraron que era esencial que el Concello contará con una simbología oficial y optaron por encargar la tarea a la comisión de heráldica.

El resultado es que unas semanas después ya disponen de escudo y bandera oficiales con un gasto de unos cincuenta euros, correspondiente a la bandera, ya que los emolumentos de los técnicos los asume la Xunta.

El escudo se sustenta en una base de olas azules y blancas sobre el que se encuentra un puente dorado. Todo ello presidido por la Cruz de Malta bajo la corona real.

En la bandera predomina el color rojo con una gran Cruz de Malta a la izquierda. La parte derecha son dos bandas en zigzag rojas y amarillas.

El escudo que hasta ahora se usaba habitualmente, aunque no tenía carácter oficial, era uno cuyo diseño se atribuye a Fenosa y data de la época en la que produjo el anegamiento del viejo pueblo en 1963. El nuevo ha respetado en bastantes aspectos al que ya existía, del que se eliminaron algunos elementos que no tenían sentido en el plano heráldico. El nuevo emblema ya se está utilizando habitualmente en los documentos oficiales.