10.9.05

La bandera española desaparece del fondo en el que comparecerán los presidentes

Mientras Gobierno y PP mantienen su tira y afloja sobre la financiación sanitaria, en el Senado se ultiman discretamente los preparativos para la solemne sesión de la II Conferencia de presidentes autonómicos, un órgano de naturaleza política sin regulación ejecutiva, pero al que el Gobierno ha querido llevar la discusión sobre el problema del déficit en sanidad que acucia a las comunidades. El formato del cónclave es muy similar, salvo en el orden del día, al celebrado en octubre del pasado año: reunión a puerta cerrada y comparecencias posteriores de cada «barón» para informar de su posición.
No obstante, este periódico ha podido comprobar que de los paneles que servirán de fondo a las ruedas de prensa de cada presidente, verdadero escaparate mediático de la Conferencia al no ser abierta a los medios, ha desaparecido la bandera de España que sí lucía hacía un año dentro del montaje elaborado con las enseñas autonómicas, el cual se sigue manteniendo. La peana con la insignia nacional, junto a la de las demás comunidades, sí que está en el Salón de Pasos Perdidos en el que tendrá lugar la sesión solemne, pero serán las imágenes posteriores de cada presidente, dando cuenta de lo discutido, las que tengan un mayor gancho mediático a nivel nacional y, fundamentalmente, regional. El Senado se ha encargado de suministrar el material logístico –el año pasado, de hecho, asumió el elevado coste de las dos horas que duró la I Conferencia–, aunque Moncloa y sus servicios de protocolo han estado supervisando todos los arreglos.
El portavoz del PP en la Cámara Alta, Pío García Escudero, preguntará por el contenido de los citados carteles al presidente del Senado en la próxima reunión de la Junta de Portavoces, pero también considera imprescindible una explicación por parte del jefe del Ejecutivo. «Es una vergüenza que no se incluya en los carteles de la Conferencia de presidentes, que se supone que reúne al presidente de España y a los de todas las comunidades autónomas que componen el Estado español, la enseña nacional. Y al primero que debería darle vergüenza es al señor Rodríguez Zapatero. El problema quizás esté en que no tiene claro que es el presidente de España», manifestó al ser preguntado al respecto.

La Razón Digital

1 comentario:

el lado oscuro dijo...

Es una pena ciertamente, en realidad son pequeños detalles, gestos sin aparente valor o significado, pero la realidad es que lo tienen, no tiene sentido alguno hacer eso, tan malo seria poner solo la bandera española, como negar su presencia.

Parece que nunca podremos encontrar la normalidad, espero que haya sido un error, y no un intento de "ganarse" a alguna comunidad problematica, porque eso significaria que se presta mas atencion a las veleidades de unos pocos que al pueblo español en su conjunto.

Un saludo