14.5.15

La bandera europea: historia y protocolo


Maira Álvarez

Este pasado día 9 hemos celebrado el día de Europa, ya que en las mismas fechas de 1950 nació la Europa comunitaria. En este medio siglo la identidad europea se ha ido afianzando entre todos los estados miembros y sus ciudadanos por medio de diversos símbolos como son su himno, moneda o bandera.

La bandera representa la unidad e identidad de toda la Unión Europea. El círculo de estrellas doradas representa la solidaridad y armonía entre todos los pueblos que forman Europa.

Esta bandera azul tiene en su centro un círculo de doce estrellas doradas, de cinco puntas cada una, que no se tocan entre sí. Contrariamente a lo que se ha pensado muchas veces, el número de estrellas no tiene nada que ver con el de los Estados miembros, sino que son doce porque este número es el símbolo de la perfección, lo completo y la unidad.

Fue diseñada en 1955 por Arsène Heitz, un pintor de Estrasburgo. El Consejo de Europa fue el primero que animó a las instituciones europeas a adoptar y lucir la misma insignia y el Parlamento Europeo la aceptó en 1983. El 26 de mayo de 1986, la bandera fue adoptada por los Jefes de Estado como emblema oficial de la Unión Europea (llamada Comunidades Europeas en ese momento).

“El Consejo de Europa será representado en este símbolo bajo la forma de un círculo cerrado de estrellas. Estas estrellas no representan ni países, ni estados, ni razas. Su número será invariable: doce es el símbolo de la perfección y la plenitud, como la unión de los pueblos deberá ser”.

Liam Cosgrave, presidente del Consejo de Europa (1955)

La bandera europea no sustituye a las banderas nacionales de los Estados miembros, cada país conserva su bandera nacional, y en los actos oficiales, las dos banderas se colocan juntas. Esta insignia se emplea también como distintivo de la eurozona.

Como parte de la utilización por parte de las instituciones, la bandera europea aparece en todos los billetes de euro. En las monedas se muestra el círculo de las doce estrellas. La bandera aparece también en los permisos de conducir y en las matrículas de los vehículos de la Unión Europea.

Dentro del mundo deportivo, la bandera se utiliza como representación de Europa en un equipo unificado, así ocurre en el torneo de la Ryder Cup.

PROTOCOLO DE LA BANDERA EUROPEA

El uso de la bandera es imprescindible si hablamos de temas de protocolo. No hay reunión, recepción o acto donde no figuren las banderas, tanto la europea como la nacional, autonómica y local, ya que es uno de nuestros principales símbolos como nación. Es por esto que la enseña debe ser tratada con el mayor de los respetos, y debemos conocer todos su uso, y el porqué se sitúa en diferentes lugares según el acto.

Es una lástima notar la ausencia de la bandera europea en muchas sedes institucionales, ya que no hace más que reflejar ignorancia y descuido por parte de los encargados de dichas sedes, y más si tenemos en cuenta la cantidad de proyectos que se llevan a cabo en nuestro país con fondos europeos.

El uso de la bandera no está legislado. La Comisión Europea recomienda izarla en un lugar especial los días 25 de marzo (aniversario de la firma del tratado de Roma) y el 9 de mayo (día de Europa).

En nuestro país, el órden de precedencias dicta que en sedes de organismos oficiales, la bandera europea va detrás de la nacional. (Aunque esta insignia represente a una unidad supranacional, no tiene mayor rango que la bandera nacional ) y si es un Ayuntamiento, por ejemplo, el orden sería: España, local y europea. Sin embargo, esto no sucede en todos los países por igual: en Italia, cuando reciben a mandatarios de otros países de la UE, la bandera europea ocupa siempre el lugar central, de honor, en vez de la italiana.

En la sede de Bruselas, la insignia de la UE abre y cierra la lista de banderas de los países miembros.

Es obligatorio el uso de la bandera en cada discurso ofrecido por el Presidente del Consejo Europeo y en las reuniones entre dirigentes de un estado miembro de la UE y otro país extranjero.

Blogs ABC